Toda la verdad sobre los quemagrasas

¿Quieres adelgazar? Seguro que entonces, te has planteado usar ese famoso quemagrasa que anuncian con efectos milagrosos, que te hara perder peso de forma, rápida y segura…..

Pues bien, hoy queremos aclarar un tema tan actual y con tanta controversia.

Lo primero que deberíamos aclarar, es que, adelgazar es algo tan sencillo y a la vez tan complicado como, tener un balance final negativo entre las calorías consumidas y las calorías gastadas, esto simplemente es comer menos de lo que se gasta.

¿Sencillo verdad? la realidad es que llevarlo a cabo es mas dificil, pues no existen alimentos con calorias negativas,todo lo que comemos, por muy sano que sea tiene un valor calórico.

¿Que son los Quemagrasa y como funcionan?

Los quemagrasa, son sustancias que deberían de ayudar a reducir estos niveles de grasa en nuestro organismo, pero cuidado, la variedad de quemagrasa que existen el el mercado hace que el funcionamiento  de estos se realice de forma distinta, habiendo algunos productos muy dañinos para el organismo y con grandes contraindicaciones .

Teniendo en cuenta este gran abanico que nos ofrece la industria, saber escoger, puede suponer la diferencia, entre que resulte algo beneficioso o suponga un alto riesgo para nuestra salud.

Quemagrasa utilizados frecuentemente pueden contener sustancias como efedrina y anfetaminas, realmente estas sustancias es verdad que ayudan a ese fin, ¿pero a qué precio?

El consumo de estas, se basa en que al aumentar el ritmo cardiaco, también aumenta la necesidad del gasto calórico, eso si nuestras pulsaciones en reposo pueden aumentar hasta el doble de nuestra media habitual. ¿Os imaginais el riesgo que genera hacer que nuestro corazón trabaje constantemente el doble? sinceramente si os estais pensando utilizar este tipo de productos pensarlo mejor, no merece la pena.

Otra sustancia común para el control de peso es el uso de la hormona tiroidea, sustancia que puede acelerar la osteoporosis ya que consume el calcio, además de proteínas.

Gonadotrofinas, diuréticos y laxantes, si bien es cierto que existen algunos de origen natural, su consumo no está justificado para este objetivo, pues generalmente solo eliminas líquidos, imprescindibles para nuestro organismo y que recuperas rápidamente puesto que todo lo que consumimos contiene agua.

La Cafeína aunque es cierto que tiene propiedades excelentes, pero para generar efectos visibles, tendrás que ingerir altas cantidades, por lo cual estas pastillas tendrán un efecto similar al de las anfetaminas, aumentan nuestro ritmo basal haciendo que quememos más calorías, pero esta gran demanda del sistema cardiovascular, puede resultar una opción bastante arriesgada.

Hay otros principios, que son naturales y se venden como quemagrasa, aunque realmente su termino correcto seria “bloquea grasa” pues lo que intentan no es quemarla, si no hacer que no se llegue a consumir por el organismo si no que sea eliminada directamente.

Al igual que otras, cuya denominación más apropiada, debería de ser algo así como “ transporta grasa” una de las mejores y más conocidas, es la L-Carnitina, un aminoácido que transporta los ácidos grasos a la célula, para que esta obtenga energía quemando grasa, pero claro, esto solo ayuda si demandamos ese consumo energético haciendo ejercicio, solo asi resultara beneficioso.

Como conclusión, para no extenderme mucho más con tipos y tipos de opciones milagrosas y sin ningún efecto secundario que al final resultan no ser tales, podríamos decir que, hay productos que pueden ayudar, pero siempre y cuando pongamos de nuestra parte.

Si de verdad quieres adelgazar cambia de hábitos a un estilo de vida saludable, come menos y mejor, y abandona esa vida sedentaria, realizando ejercicio frecuentemente, no esperes cambios drásticos y rápidos, márcate objetivos poco a poco para no desmotivarte, pues esta es la unica garantia para adelgazar de forma segura.

Gaby Díaz (Osteópata) Socio de COFENAT nº 2120
(Si quieres leer algún otro artículo sobre Gaby Díaz clikea “aquí“)

www.naturacurantur.com

 

 

 

 

Compartir es vivir!Share on Facebook
Facebook
68Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *