Últimas Noticias

Preparar los exámenes con Terapias Naturales

Se acercan los exámenes y tenemos el desafío ante nosotros. ¿Estaré suficientemente preparado para enfrentarme a ellos? ¿cómo evitar la excesiva tensión que provoca la preparación previa? ¿puedo usar Terapias Naturales para enfrentarme mejor a ellos? A lo largo de estas líneas intentaremos desvelar precisamente esas cuestiones.

Está claro que el estudio es insustituible y que, para aprobar exámenes hay que estudiar y dedicar tiempo a memorizar o desarrollar conceptos. Eso es algo que debe hacerse sistemáticamente y que, difícilmente, asumiremos en unas pocas horas previas al desafío. Hacer del estudio una rutina es algo esencial.

¿Qué favorecerá que la fijación de ideas sea óptima? En algunos casos, se hace evidente que una ligera anemia impide que la mente fije bien las ideas. También un déficit (aún subclínico) de vitaminas del grupo B, ocasiona lagunas de memoria que bloquearán el flujo de neurotransmisores cerebrales.

Asimismo, hay que decir que, una alimentación inadecuada, impide a la mente trabajar con ligereza. Así, los estudiantes que toman pocas frutas y verduras frescas, carecen de nutrientes interesantes en el proceso cognitivo.

No debemos olvidar que una alimentación rica en verduras y frutas frescas, condiciona la existencia de una biota intestinal sana (el intestino es nuestro segundo cerebro).

De ahí que evitar la alimentación rica en harinas refinadas y azúcares de rápida asimilación, favorezca un ambiente intestinal sano y equilibrado. Atención también a los aceites de mala calidad o calentados en exceso. La abundancia de fritos y comidas cocinadas con aceites de baja calidad desprotejen notablemente las neuronas, ya que impiden su buena reparación.

Con esas premisas, podemos decir que la preparación para los estudiantes, consiste en mantener una buena hidratación y alimentación, eficaz para todo el período estudiantil.

Ahora bien, ¿qué hay del período previo a las pruebas de calificación, los exámenes? ¿Qué consejos naturales podemos ofrecer a aquellos que se vean enfrentados a esos temidos días? Ahí van algunos consejos.

Por lo pronto, no menospreciar los períodos de descanso. Dormir lo suficiente permite reparar correctamente tus neuronas. Para conseguirlo, hay que evitar en los períodos de examen, el trasnochar y acostarte demasiado tarde. Es necesario ajustar los horarios de estudio a las características de cada persona (hay quienes estudian mejor por las mañanas y quienes lo hacen mejor por las noches).

Si fuera necesario toma algunas infusiones de tipo relajante. Las de azahar, passiflora, tila, son realmente eficaces. Si eres de los que sientes malestar digestivo cuando te vas a examinar, una infusión de melisa y diente de león, pueden aliviar considerablemente tu malestar. Cuando se acerque el momento del examen, evita las comidas copiosas. Si tu horario es matutino, no tomes alimentos azucarados y enriquece tu desayuno con proteínas (la avena es excelente fuente de proteínas vegetables).

En su defecto, la proteína de huevo te suministrará precursores de aminoácidos, necesarios para la producción de neurotransmisores. Un desayuno ideal sería, por ejemplo: una taza de avena cocida con leche vegetal y una pasas, trozos de frutos secos, manzana troceada y un poco de canela. Otra opción interesante sería: una tortilla francesa con una tostada de pan de espelta aderezada con tomate y aceite y un vaso de leche vegetal con cereales tostados (malta o similar).

En algunos casos, un poco de café ecológico, de tueste natural, se podría aceptar. Pero recuerda: prima la calidad sobre la cantidad. Si los período de examen se alargan durante horas, recuerda que una combinación de fruta fresca y algunos frutos secos, puede ser una opción útil para evitar las hipoglucemias reactivas que, entre otras cosas, dañan el potencial de memoria de cualquier estudiante.

A esto, puedes añadir algunas plantas útiles como adaptógenas para controlar la ansiedad y stress propios del momento: Gingeng de calidad, en el caso de algunos; Rhodiola en el caso de otros. También tiene interesantes propiedades, la Ashwagandha. En la mayoría de los casos, tomar una cápsula por las mañanas unos pocos días antes del reto, suele ser suficiente.

Esperamos que estas indicaciones sean útiles a los que os enfrentáis al reto del momento y os ayuden a superar unas pruebas que, en caso de algunos, pueden ser determinantes de vuestro exitoso futuro.

Salvador Molina Cabezas.

Naturópata. Nutricionista Ortomolecular. Presidente de Cofenat en Murcia. Socio COFENAT nº1552

http://acusaludmurcia.es/

Compartir es vivir!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *