Últimas Noticias

Estar Colegiado

Los profesionales de las Terapias Naturales NO pueden estar Colegiados

En la actualidad, los Profesionales de las Terapias Naturales NO pueden por desgracia estar colegiados.

Diferencias entre Colegios Profesionales y Asociaciones en el marco de las Terapias Naturales 

Tal y como es sobradamente conocido en este sector, no existe una norma jurídica que regule de una forma precisa y detallada el ejercicio de las terapias naturales, por ello no existe un reconocimiento expreso, a nivel normativo, de la profesión.

Desde el punto de vista fiscal y tributario sí que existe una regulación, así el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, por el que se aprueban las Tarifas y la Instrucción del Impuesto sobre Actividades Económicas, considera a las terapias naturales, en su conjunto, como una actividad económica sujeta al impuesto de actividades económicas y a la que se denomina parasanitaria, es decir, que posee semejanza con una actividad sanitaria, pero que no goza de esa naturaleza.

En cualquier caso, este reconocimiento fiscal y tributario no se puede interpretar como una regulación de la profesión, requisito previo imprescindible para que se pueda constituir un Colegio Profesional que defienda los intereses de los profesionales de las terapias naturales.

La creación de los Colegios Profesionales es una competencia de las Comunidades Autónomas. A día de hoy, ninguna Comunidad Autónoma ha accedido a constituir un Colegio Profesional de los profesionales de las Terapias Naturales, por lo que todo el sector está representado por distintas asociaciones profesionales, cuya naturaleza y constitución es distinta a la de los colegios profesionales.

A diferencia de una asociación, el colegio profesional es una corporación de derecho público, cuya naturaleza, funciones y competencias son completamente distintas a las de un colegio.

En este sentido, el Tribunal Constitucional en su Sentencia 89/1989, de 11 de mayo, diferencia perfectamente ambos tipos de organizaciones, así señala: “los  Colegios Profesionales son Corporaciones de derecho público, amparadas por la ley y reconocidas por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines entre los que se encuentran la ordenación del ejercicio de las profesiones, la representación exclusiva de las mismas y la defensa de los intereses profesionales de los colegiados”.

Igualmente, señala citada Sentencia que “dichos fines están dirigidos esencialmente a garantizar que el ejercicio de la profesión – que constituye un servicio al común- se ajuste a las normas o reglas que aseguren tanto la eficacia como la eventual responsabilidad en tal ejercicio, que, en principio, por otra parte, ya ha garantizado el Estado con la expedición del título habilitante.”

Por tanto, entre otras competencias, los colegios pueden exigir que los profesionales estén colegiados para poder ejercer la profesión y que contribuyan al sostenimiento del colegio profesional.

En el caso de las asociaciones que representan a los profesionales de las terapias naturales, a diferencia de un colegio profesional, tienen limitada su capacidad, así:

  • No pueden exigir la integración en la asociación para ejercer la profesión.
  • No pueden obligar a los profesionales a contribuir a su sostenimiento.
  • No pueden arrogarse la representación exclusiva de los profesionales.

En consecuencia, en el sector de las terapias naturales la representación de los profesionales se comparte por distintas asociaciones, en las que, los socios participan de forma voluntaria.

Si bien, la existencia de asociaciones resulta esencial para el futuro reconocimiento de la profesión, puesto que no se puede olvidar que el paso previo para la constitución de un colegio profesional es la existencia de asociaciones que defiendan los intereses de los profesionales que pretendan ese reconocimiento, por lo que resulta muy importante su existencia y representatividad para que puedan servir como herramienta para facilitar el reconocimiento de la profesión y la constitución de un colegio profesional. Cuestión distinta es que, por los motivos expuestos, se pueda equiparar una asociación de profesionales a un colegio profesional.

En definitiva, en el ámbito de las terapias naturales ninguna asociación ostenta la representación oficial y exclusiva de los profesionales de las terapias naturales ni tampoco puede asegurarles su colegiación, puesto que, a día de hoy no existe ningún colegio profesional.

Departamento Jurídico Cofenat.

Compartir es vivir!Share on Facebook
Facebook
249Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *