Últimas Noticias

‘Espiritualidad y diversión’, por Tomás Ribes

Ya lo dijo el gran Groucho Marx “No te tomes muy en serio la vida, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella “

Corren nuevos tiempos, nuevos aires más frescos para quien quiera respirarlos. El viejo paradigma de la letra con sangre entra está en franco declive y hace ya un tiempo que la Inteligencia Emocional ha demostrado que aprendemos más y mejor cuando estamos distendidos y que el estrés nos idiotiza. Y es que apostar por ver la parte positiva -como un aprendizaje y no como un problema- todo aquello que se nos presenta como un reto no es más que decidir afrontarlo desde otra perspectiva, mucho más saludable y eficaz. Esta elección no significa que no te permitas sentir tristeza, rabia, miedo… por cualquier circunstancia ocurrida. La cuestión es más de respirar dicha emoción, aceptarla y no quedarnos apegados a ella.

Dicen que la va vida es como es….pero yo prefiero pensar que, sobre todo, es cómo te la tomas. Ahí radica nuestra auténtica libertad. Añadir esa chispa de humor a todas las actividades que realizamos diariamente en busca del bienestar, nos acerca más al verdadero Amor, a nuestra esencia. Estoy seguro de que el Universo premia a personas despiertas y alegres que no se toman la espiritualidad como algo serio y aburrido. No hay ningún mérito en el sufrimiento ni el camino al cielo está lleno de espinas.

Somos Amor Puro, no lo olvidemos. Y si lo olvidas, no importa,  recuérdalo.

Si soy un ser espiritual viviendo una experiencia humana voy a elegir el hacerlo desde la diversión y la alegría, descartando así el exceso de seriedad  y el aburrimiento que para nada son sinónimo de profesionalidad, compromiso y disciplina.

Es por eso que en los encuentros que facilito con un equipo profesionales, como el de esta Semana Santa con la temática ELIJO SER FELIZ – y ésta es ya la sexta edición – combino con éxito el crecimiento personal con el regocijo y el buen humor. La energía de la diversión nos impulsa actúa actuar con entusiasmo y alegría, siempre y cuando  la actividad  a realizar sea  estimulante para quien la lleva a cabo.

Además en este tipo de encuentros te vas a sentir “entendid@”, es decir, tu vibración está en sintonía con el grupo. Hablamos el mismo idioma. Creamos una comunidad en la que hay lugar para el desarrollo personal y espiritual, y por supuesto, la diversión y el ocio. La Espiritualidad es el vínculo entre el Ser Humano y Dios y la alegría es el camino más corto.

Sabemos que la diversión es un fenómeno importante y necesario para el desarrollo y el crecimiento. Equilibrar la responsabilidad, el trabajo y las obligaciones con momentos de diversión y entretenimiento mantiene nuestro cuerpo y nuestra mente saludables y cultivan una perspectiva más favorable de la vida. Las personas verdaderamente despiertas y elevadas suelen estar de buen humor- un humor entrenado y elegido a conciencia- libre de culpas y remordimientos.

En mis sesiones de Yoga Vital nunca falta esa chispa de humor que despierta a mis alumn@s y les recuerda que son Amor y Alegría. Solemos bailar, y mirarnos a los ojos. También compartimos masajes, lo cual es un una bonita forma de conocernos, compartir y sentir que no somos tan diferentes. En los talleres de Risoterapia combinamos la risa y el humor con la ternura y el acogimiento. Son momentos mágicos en los que sientes cerca a la Tribu (compañer@s).

Yo creo que todos los caminos que llevan al Amor Universal son amorosos: son bellos y pacíficos y que podemos aprender gozando. Hay personas que, en su afán de “progreso espiritual”, realizan actividades extravagantes y se castigan con privaciones fuera de lugar. Hay un orgullo oculto al vivir en un estado de negación del placer y la belleza. Vivir espiritual y alegremente la vida te empodera para tomar decisiones, afrontar nuevos trabajos y cambios que antes nos parecían imposibles, tanto por la fuerza como por la inteligencia que requieren.

Un niño nos hacer sonreír porque, como un espejo, nos recuerda que somos Alegría y que te merecemos lo mejor.

 ¿Quién no se merece gozar y saborear de verdad, sin reservas ni miedos, todo aquello que nos regala la vida?

+ Artículo realizado por Tomás Ribes, Terapeuta Integral e Hipnosis y profesor de Yoga.

 

Compartir es vivir!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *