Últimas Noticias

Dolores de Cabeza

Dolores de cabeza y cómo abordarlos

Los dolores de cabeza son una de las causas principales de atención primaria, aunque tanto las cefaleas tensionales como las migrañas cursan con síntomas parecidos tienen pequeños matices.

Cuando hablamos de dolores de cabeza a nivel inespecífico hay que destacar que afectan más al sexo femenino que al masculino y que las causas que los originan son muy diversas.

Causas:

-Hipertonía y acortamiento de la musculatura de cuello.

-Bloqueos cervicales y del Occipital.

-Tensión Craneal.

-Problemas de visión.

-Cambios climatológicos.

-Estrés.

-Alteraciones del sueño.

-Sonidos estridentes.

-Alimentación.

-Hormonales.

-Factores hereditarios.

-Sinusitis.

Tipos de Dolores de Cabeza

– Cafelea Tensional 

Es mucho más común que se produzca por tensión musculoesquelética, a nivel muscular por los trapecios, escalenos, ecom, y musculatura profunda de cuello de cuello y a nivel articular principalmente por la unión entre los segmentos comprendidos entre el occipital y C2.

Nuestro desequilibrio muscular entre agonista y antagonista crea una zona de conflicto acumulando el “trabajo” en unas zonas concretas mientras otras están en “paro”.

Esto hace que determinadas partes se hiperestimulen hasta que llega un punto donde el trabajo le desborda.

Ambas causas (muscular y articular) generan como consecuencia un déficit de movilidad en los elementos encargados de mover el cráneo pudiendo provocar así tensión fascial sobre las meninges craneales e iniciando ese molesto dolor de cabeza.

-Migraña

Si bien es cierto que para la medicina convencional su etiología suele ser desconocida, se cree que tiene relación con factores hereditarios, también con hipertensión y alteraciones psicológicas como estrés, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, etc.

Estos y otros desórdenes provocan al igual que con las cefaleas un trastorno neurocirculatorio en las meninges.

¿Cómo abordar los dolores de cabeza?

Como siempre estamos obligados a aclarar que no hay una única forma de atender estos dolores, y que el abordaje dependerá de cada caso individualmente, mientras más sepamos sobre la causa mejores efectos podremos ejercer sobre los desencadenantes que estos provocan.

A nivel musculoesquelético

Es primordial crear una higiene postural para que desactive lo máximo posible las zonas sobre-estimuladas, potenciar la musculatura antagonista para que sea más fácil mantener la postura correcta sobretodo en aquellas personas con un trabajo sedentario.

Estirar la musculatura acortada, masajear el tejido conectivo y manipular las vértebras afectadas, aumenta la movilidad, mejora la tensión y la vascularización del cráneo y  las meninges.

A nivel analgesico

Seguir los consejos relatados anteriormente e introducir si es posible algo de ejercicio cardiovascular lo cual crea más endorfinas que resultan beneficiosas para este fin.

Utilizar terapias complementarias que tienen tambien efecto analgesico como la acupuntura, pues esta desde mi punto de vista se muestra especialmente eficaz en términos de reducción del dolor y a su vez también es capaz de disminuir la tensión en los puntos “gatillo”

La práctica de actividades relajantes como la meditación, sofrología, yoga etc, también resulta interesante en muchos casos pues actúa en aquellos casos  que sean provocados por alteraciones somato-emocionales y también genera endorfinas.

A nivel alimentario

En muchos casos esta parte es crucial pues se sabe que hay productos o subproductos que son capaces por sí solos de provocar dolores de cabeza, algunos de estos son:

-Aspartamo

-Glutamato monosódico

-Lácteos

-Cafeína

-Nitritos

-Fenilalanina

-Alcohol

Esperamos con este artículo haber ayudado a conocer las causas y consecuencias y por lo tanto a mejorar a aquellas personas que padezcan los a veces incomprendidos dolores de cabeza.

Gaby Diaz (Osteópata) socio de COFENAT nº. 2120

http://www.naturacurantur.com

 

 

 

Compartir es vivir!Share on Facebook
Facebook
121Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *