Últimas Noticias

¿Por qué comunicar con nuestros animales?

Os presentamos un artículo de Clara Isabel Martín.  Ella ya nos dejó unas letras en este otro maravilloso artículo que no te debes perder. Ahora nos presenta “¿por qué comunicar con nuestros animales? Una verdadera gozada volver a leer a Clara.

Los animales nos han acompañado a lo largo de la historia como compañeros fieles, ayudándonos en las tareas del día a día, en las más arduas y complicadas; y sin embargo, no han recibido un trato digno en la mayoría de las ocasiones.

animales

Cualquier persona que tenga o haya tenido un animal en casa, habrá comprobado los beneficios de su relación con ellos. Cuidarlos estimula el cariño y la responsabilidad, ayuda a soportar las rutinas diarias y al acariciarlos, nos sentimos reconfortados. Ellos exaltan nuestro buen humor con sus gracias, son buenos receptores de nuestras alegrías y una fuente interminable de sorpresas y placer. Son un respiro temporal para nuestras penas y un apoyo en los momentos en que nos sentimos tristes.

Tras la domesticación, los animales han pasado a ser compañeros de vida, que coexisten con nosotros en el mismo espacio y que tienen que adaptarse a nuestras costumbres. En muchas ocasiones, el tener que adaptarse a una vida “humana”, les ha hecho desarrollar conductas que en libertad no serían dadas. Estamos hablando de una falta de comprensión del animal en todos los sentidos, una falta de escucha de sus necesidades reales e imposibilitar la posibilidad de llegar a un acuerdo de convivencia, dónde ambas partes puedan sentirse escuchadas y valoradas de igual manera.

Nos acostumbramos a pensar que nuestros animales, dependen de nosotros para sobrevivir, nada más lejos de la realidad…en realidad ellos vienen a “salvar” nuestra vida en muchos ámbitos; sin embargo los explotamos e infravaloramos, pensándoles como seres no sintientes sin desarrollo espiritual.

Desde mi experiencia, yo no he podido tener mejores maestros espirituales y emocionales que los animales con los que me he ido encontrando a lo largo de mi vida desde que tengo uso de razón.

La comunicación con animales, nos abre una vía en la que podemos comprender a nuestro compañero de vida, ayudarles a ser más felices y por consiguiente crear un ambiente mucho más equilibrado en casa.

Desde el comienzo de los tiempos, las personas se encontraban en constante comunicación con los animales y con su entorno. Era necesario para la propia supervivencia. Os pondré algunos ejemplos:

Las tribus indígenas del planeta, que poseen una conexión superior con la Naturaleza a la del resto de personas que se llaman a sí mismos civilizados, coinciden en la existencia de un Gran Espíritu Superior del que todos formamos parte. A través del mismo, todos nos encontramos conectados y tenemos la capacidad de comunicarnos entre nosotros aún existiendo grandes distancias.

 “…Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia…” 

Jefe Seattle, de la tribu Suwamish. Norteamérica

“…Los humanos estaban destinados a comunicarse mediante telepatía. Las diferentes lenguas y los diversos alfabetos escritos son obstáculos que se eliminan cuando las personas utilizan la comunicación mental.[…] Los Auténticos no creen que la voz estuviera destinada al habla. Para hablar se utiliza el núcleo corazón-cabeza. Cuando se usa la voz para hablar, uno tiende a enredarse en pequeñas conversaciones innecesarias y menos espirituales. La voz está hecha para cantar, loar y sanar…”

Outa, de la tribu Wurundjeri, conocidos como Los Auténticos. Australia

En la antigua China, se dieron cuenta de que los animales les enseñaban a pensar, a observar e intuir, y además les facilitaban la comunicación con su entorno inmediato, les orientaban en los cambios de tiempo, y les señalaban el camino para encontrar agua y comida, así como plantas y raíces para curar sus enfermedades. En base a estos principios, nació la Medicina Tradicional China. Ante estas averiguaciones, pensaban que los animales eran sus maestros, unos seres sabios a los cuales debían imitar.

La civilización moderna parece haber perdido esta capacidad, sin embargo, los animales no.

Los animales son capaces de comunicarse entre ellos a la hora de cazar en manada, de emprender un largo vuelo o de encontrar alimento.

Pero no fue hasta los años setenta del siglo pasado  cuando en Estados Unidos aparece la figura del Animal Communicator o Comunicador Animal, que son aquellos profesionales capaces de comunicar telepáticamente con los animales y así servir de intérpretes entre estos y los humanos.

Personas como Penélope Smith, no sólo se dedicaron a ofrecer sus servicios como interlocutores de los animales, sino que enseñan a otras personas a recordar este tipo de lenguaje para usarlo con sus compañeros de vida. Ella y otros como ella afirman que esta capacidad es innata en todos nosotros y que convivimos con ella durante nuestra niñez. Sin embargo, al crecer, la olvidamos.

Actualmente, multitud de Comunicadores Animales se encuentran en todos los estratos de nuestra sociedad, por pura curiosidad o dedicando gran parte de su tiempo a ayudar a crear relaciones armoniosas humano-animal, y mejorando la calidad de vida de nuestros hermanos de pelo y plumas. La mayoría de ellos se apoyan en terapeutas o veterinarios holísticos que trabajan con medicina natural, para convertir esta comunicación intuitiva en una herramienta más de sanación tanto para el animal como para el humano.

Artículo de Clara Isabel Martín Cifredo socia de Cofenat nº 10227
www.terapiasparaanimales.com

Compartir es vivir!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *