Últimas Noticias

Acupuntura y Depresión

¿Qué sabemos sobre la acupuntura y la depresión?

La depresión es un trastorno mental frecuente y se calcula que afecta a 350 millones de personas en el mundo.

La OMS define la depresión como un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio, cada año se suicidan más de 800 000 personas.

La depresión puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración y de intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento.

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Quienes han pasado por circunstancias vitales adversas (desempleo, luto, traumatismos psicológicos) tienen más probabilidades de sufrir depresión. A su vez, la depresión puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital de la persona afectada y, por consiguiente, la propia depresión.

Hay relaciones entre la depresión y la salud física; así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa.

Vamos a conocer algunos datos sobre la depresión

  • La depresión es un trastorno mental frecuente. Se calcula que afecta a 350 millones de personas en el mundo.
  • La depresión es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad.
  • La depresión afecta más a la mujer que al hombre.
  • En el peor de los casos, la depresión puede llevar al suicidio.
  • Hay tratamientos eficaces para la depresión.

Síntomas habituales de la depresión

Estos serían los síntomas habituales de la depresión:

  • Inquietud sin causa aparente
  • Pensamientos negativos u obsesivos
  • Angustia
  • Miedo
  • Insomnio
  • Taquicardia
  • Sensación de ahogo
  • Temblores de las extremidades
  • Sudoración espontánea
  • Rigidez muscular
  • Debilidad muscular
  • Fobias
  • Crisis de pánico
  • Pérdida de control o de conocimiento

Clasificación de la depresión

Dependiendo del número y de la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves. Las personas con episodios depresivos leves tendrán alguna dificultad para seguir con sus actividades laborales y sociales habituales, aunque probablemente no las suspendan completamente. En cambio, durante un episodio depresivo grave es muy improbable que el paciente pueda mantener sus actividades sociales, laborales o domésticas si no es con grandes limitaciones.

Una distinción fundamental es la establecida entre la depresión en personas con y sin antecedentes de episodios maníacos. Ambos tipos de depresión pueden ser crónicos y recidivantes, especialmente cuando no se tratan.

Trastorno depresivo recurrente: se caracteriza por repetidos episodios de depresión. Durante estos episodios, hay estado de ánimo deprimido, pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, y reducción de la energía que produce una disminución de la actividad, todo ello durante un mínimo de dos semanas. Muchas personas con depresión también padecen síntomas de ansiedad, alteraciones del sueño y del apetito, sentimientos de culpa y baja autoestima, dificultades de concentración e incluso síntomas sin explicación médica.

Trastorno afectivo bipolar: Este tipo de depresión consiste en episodios maníacos y depresivos separados por intervalos con un estado de ánimo normal. Los episodios maníacos cursan con estado de ánimo elevado o irritable, hiperactividad, logorrea, autoestima excesiva y disminución de la necesidad de dormir

Diagnóstico y tratamiento con la medicina occidental

Los profesionales sanitarios pueden ofrecer tratamientos psicológicos, como la activación conductual, la terapia cognitiva conductual y la psicoterapia interpersonal, o medicamentos antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y los antidepresivos tricíclicos.

Hay que tener presentes los posibles efectos adversos de los antidepresivos.

Los tratamientos psicosociales también son eficaces en los casos de depresión leve.

Los antidepresivos pueden ser eficaces en la depresión moderada a grave, pero no son el tratamiento de elección en los casos leves, y no se deben utilizar para tratar la depresión en niños ni como tratamiento de primera línea en adolescentes, en los que hay que utilizarlos con cautela.

Tratamiento de la Depresión con Acupuntura y Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China contempla seis tipos de síndrome para el tratamiento de la depresión, por eso se dice que me Medicina China trata enfermos, no enfermedades.

Estancamiento del Qi de hígado: Los síntomas principales son inestabilidad emocional, opresión torácica, suspiros, plenitud, distensión abdominal, pérdida de apetito, gases, eructos, vómitos, alteraciones en las deposiciones, lengua pálida.

Estancamiento de QI que levanta viento interno de hígado: Los síntomas principales son irritabilidad, opresión y dolor en el pecho, regurgitación ácida, amargor en la boca y sequedad en garganta. Estreñimiento. Orina escasa y turbia, cefaleas, ojos rojos acufenos, lengua roja.

Acumulación de flema: Los síntomas principales son obstrucción en la garganta que no se elimina ni escupiendo ni tragando (bolo histérico), hinchazón abdominal y pérdida del apetito. Lengua blanca con saburra.

Ansiedad que afecta a la mente: Los síntomas principales son intranquilidad, angustia, tristeza, ganas de llorar, suspiros y bostezos frecuentes, cansancio constante, apatía y lengua pálida.

Deficiencia en el corazón y el bazo: Los síntomas principales son exceso de meditación y preocupación, palpitaciones, insomnio, amnesia, cara opaca, mareo, vértigo y lengua pálida.

Deficiencia de Yin y exceso de fuego: Los síntomas principales son angustia, irritabilidad, mareo y vértigo, palpitaciones, insomnio, sudoración nocturna, rubor malar y calor en manos y pies, dolor lumbar y reglas irregulares.

Dependiendo el grado se combina el tratamiento de acupuntura con la fitoterapia china para conseguir mejores resultados, y siempre se emplea la auriculoterapia para controlar sobre todo los síntomas de ansiedad asociado, el estado de ánimo del paciente, así como el insomnio si fuera necesario.

Estudios de acupuntura para la depresión

Desde principios de los años noventa, los estudios de todo el mundo han sugerido que el tratamiento de la depresión con la acupuntura tiene un efecto positivo de los pacientes con depresión.

El psicólogo John Allen, de la Universidad de Arizona en Tucson, y la acupuntura Rosa Schnyer, llevaron a cabo el primer estudio controlado sobre el tratamiento de los síntomas de depresión con acupuntura. En un estudio aleatorizado, doble ciego con 34 pacientes mujeres con depresión que cumplían los criterios diagnósticos del DSM-IV fueron asignados a uno de tres grupos de tratamiento durante ocho semanas.

El primer grupo recibió el tratamiento de acupuntura adaptado específicamente a sus síntomas de depresión. El segundo grupo recibió un tratamiento general de la acupuntura no específica a la depresión, y el tercer grupo fue colocado en lista de espera para el tratamiento de la acupuntura, pero no recibió tratamiento. El estudio encontró que aquellos en el tratamiento de acupuntura adaptado experimentaron una reducción significativa en los síntomas, en comparación con aquellos en el tratamiento no específico. Por otra parte, más del 50 % de los participantes no cumplieron con los criterios diagnósticos del DSM-IV para la depresión después del estudio.

Los hallazgos del estudio sugieren que el uso de la acupuntura por sí sola podría ser tan eficaz como otros tipos de tratamientos para aliviar los síntomas de depresión que suelen utilizarse en la medicina occidental, como la psicoterapia y los fármacos. Si bien estos resultados son prometedores y la Organización de las Naciones Unidas Mundial de la Salud ha aprobado la acupuntura como tratamiento para la depresión.

Otro estudio realizado contó con una muestra de 755 pacientes con depresión moderada o grave, que fueron aleatorizados a tres grupos: 302 concurrieron a 12 sesiones de acupuntura, otros 302 asistieron a sesiones semanales de terapia psicológica y 151 recibieron la atención habitual únicamente. El 70% había tomado antidepresivos los tres meses anteriores al estudio y la mitad estaba tomando analgésicos. Todos comenzaron con un nivel de depresión de 16 puntos en una escala de cero a 27, es decir, una depresión moderadamente grave.

A los tres meses, el grupo tratado con acupuntura tenía un nivel de depresión de 9 puntos, lo que equivale al extremo más alto de la categoría de depresión leve. Los valores cayeron a 11 puntos en el grupo tratado con terapia psicológica y a 13 puntos en los pacientes con el tratamiento habitual, valores que indican depresión moderada.

Los participantes tratados con acupuntura o terapia psicológica fueron los grupos que más se beneficiaron en esos tres meses. Los efectos se mantuvieron durante otros tres meses después del estudio

Fernando López Sánchez

Socio de COFENAT nº 5603

http://madridacupuntura.com

Compartir es vivir!Share on Facebook
Facebook
59Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *